Jan 062012
 
Diego Vadillo López

Realizada por Abril L. Echevarría

Diego Vadillo López es un tipo sonriente y locuaz; presenta un dejo de timidez más manifiesto en las distancias cortas, no obstante, a medida que va avanzando la conversación se va soltando. Al transcribir sus respuestas, parecen éstas sacadas de un texto ya impreso, lo que denota una cabeza bien estructurada. Nos reunimos en un bar del centro de Madrid, en una tarde invernal, entre semana, por lo que hay poco trasiego, de este modo estamos más tranquilos en el rincón en que nos hemos ubicado. Pedimos dos cafés, el suyo caliente con leche, el mío solo y con hielo en vaso aparte. Servidos, nos disponemos a comenzar la entrevista. Conecto la grabadora y pregunto:

Abril L. Echevarría- ¿Contento con el Premio Niram Art 2011 al Manuscrito?

 

Diego Vadillo- Por supuesto. No es que crea demasiado en los premios, pero entiendo que la que sale beneficiada fundamentalmente es la obra. Y no la obra concreta, sino la trayectoria del autor, pues siempre suele servir para que se empiece a prestar atención a la misma en cuanto a totalidad una vez reconocida la parte.

ALE- La verdad es que en tu caso ocurre eso, dado que a día de hoy ya tienes media docena de libros editados en tu haber.

DV- Sí, de hecho, la última novela “De compras en Tzara” aún inédita, entra en conexión con mis dos anteriores novelas que, si no me equivoco, tú conoces…

ALE- Yo leí sólo una, “Utopía y Astigmatismo”, la otra… ¿cómo se llamaba?

DV- “Voz arrojada al vacío”.

ALE- Ah, sí… esa no la llegué a leer.

DV- “Voz…” al ser la primera, escrita allá por 2005, es la que más carencias tiene, aunque quedasen compensadas tales fallos con la gran espontaneidad que desprende, no obstante para mí supuso mucho, rompí con ella el caparazón literario más allá del cuento o el relato corto.

ALE- Me tienes que facilitar un ejemplar de aquella primera novela. Pero, aparte, no te has circunscrito sólo a la novela. También has publicado un libro de poesía, aunque me consta que tienes más en los cajones, y últimamente bastante ensayo. Cuéntame algo, por ejemplo, de “La Bolsa o la Lira”, libro de reciente aparición y al que yo misma he tenido acceso como lectora.

DV- “La Bolsa o la Lira” es un libro que escribí allá por el verano de 2010 y que está muy de actualidad, dado el marasmo económico en el que nos hallamos. En él se aborda lo económico, hoy acaparado por el capitalismo, desde un punto de vista léxico, semántico… bueno, entre lo filológico y lo politológico. Se muestra la ausencia de discurso en el seno del propio discurso… el esgrimido por los políticos, los empresarios, los economistas y los opinadores en general.

Contra ese discurso falaz se reivindica el de la lírica, el sublime, el eminente, no el sustentador de lo apócrifo.

ALE- Bien, ¿y qué nos vamos a encontrar en “De compras en Tzara”?

DV- Pues un recorrido fantástico por la prosa más dislocada y la realidad más desapacible, y todo afrontado de manera insólita.

ALE- Suena bien pero extraño…

DV- Es verdad, bueno, decir que quien se sumerja en “De compras en Tzara” lo va a pasar muy bien, porque en la novela hay mucho humor, humor absurdo, dadaísta, surreal… y es accesible a todos los públicos.

ALE- Ya, pero háblanos un poco del argumento.

 

DV- Bueno, ya lo dejé dicho, la novela trata de un poeta madrileño al que una noche, estando en su habitación, se le materializa el espíritu de Tristan Tzara en el balcón, a partir de entonces su vida da un vuelco y le empiezan a suceder las más impensadas historias…

ALE- Suena bien… ¿y para cuándo va a ser el lanzamiento del libro?

DV- No lo sé, te puedo adelantar que, si no surge ningún contratiempo, será a lo largo del año que empieza, pero todo dependerá de los plazos que se marque la editorial.

ALE- Muy bien, esperaremos entonces. ¿Y estás escribiendo algo en estos momentos?

DV- Siempre, ahora ando con un par de proyectos entre manos, pero lamentablemente no te puedo adelantar nada… quizá más adelante…

ALE- Bueno, nos resignaremos. En cualquier caso espero poder adquirir pronto un ejemplar de “De compras en Tzara”, novela de la que tengo muy buenas referencias.

DV- Yo también espero que aparezca pronto y, por otro lado, que tus expectativas no queden defraudadas.

ALE- Seguro que no.

Y tras tan breve pero encantador encuentro nos despedimos hacia otros menesteres que nos requieren, cada uno a los suyos. Nuestros caminos se bifurcan sobre el gris asfalto de Madrid. Seguro que a no mucho tardar nos encontraremos en persona o en la letra impresa.

 


“De compras en Tzara” – novela cuyo manuscrito ha recibido el Premio Niram Art y que verá la luz en 2012, publicada por la Editorial Niram Art