Mar 022011
 


Severin Constantin„Arta este oglinda magica pe care o cream pentru a transforma visele invizibile in imagini vizibile.

Pentru a ne vedea chipul folosim o oglinda; operele de arta le folosim pentru a ne vedea sufletul”George Bernard Shaw

de Gheorghe A. Stroia

Poet, publicist si artist plastic, membru al Uniunii Scriitorilor din Romania, Constantin Severin s-a nascut in 1952, in Baia de Arama. Absolva, in 1977, Facultatea de Chimie si Ingi­ne­rie Chimica a Institutului Politehnic din Iasi. Face studii postuniversitare de Economie si democratie (Croatia, 1991, bursa Soros) si Societate si cultura (Suedia, 1993, bursa finantata de guvernul Suediei). Dintre cele mai cunoscute scrieri titluri ale sale, amintim: Duminica realului (Editura Junimea, Iasi – 1984); Zid si neutrino (Editura Vlasie, Pitesti – 1994); Wall and Neutrino (Editura Minerva Press, Londra, 1997 – tradu­cere de Liviu Martinescu); Improvizatii pe cifraj armonic (Editura Axa, Botosani – 1998); Axolotul (Editura Masina de Scris, Bucuresti – 1998) ; Orasul Alchimic (Editura Dacia, Cluj-Napoca – 2002); Imperiul Sacru. Manastiri si biserici din nordul Moldovei (Editura Paralela 45, Pitesti – 2003).

Mar 022011
 

Marius Daniel PopescuBiobibliografie: Marius Daniel Popescu, nascut in 1963 la Craiova,  s-a stabilit din  1990 la Laussane, in Elvetia. Student la Facultatea de Silvicultura din Brasov, MDP, care urmase initial Scoala de silvicultura de la Brasov, a fost atras de literatura si a fost un apropiat al grupului de la Brasov , format pe atunci din Alexandru Musina, Gheorghe Craciun, Marius Oprea, Andrei Bodiu, Caius Dobrescu si Simona Popescu. Pana la plecarea din tara a scris patru volume de poezie, iar dupa emigrare, primul volum pe care l-a scos a fost tot de versuri, “4×4, poemes tout terrains” (1995), pentru care primeste premiul „Rilke”. “Simfonia lupului” este romanul cu care a obtinut premiul  “Robert Walser”, in valoare de 20.000 de euro, care se acorda, din 1978, de municipalitatea orasului Biel/Bienne, locul de nastere al celebrului scriitor Robert Walser (15 aprilie 1878 – 25 decembrie 1956).

 

Mar 012011
 

Helsinki, Jean Marc Caraccipor Héctor Martínez Sanz

The Project “Homo Urbanus Europeanus” (HUE) is the fruit of 3 years of work and has already been exhibited in 31 European capitals. His author, the photographic artist Jean Marc Caracci, has covered the urban places of the European man in the same way that an archeologist searches for, digs up and tries to reconstruct the primitive spaces of the first humanoids. Nevertheless, neither vessels, spear heads nor rupestrian paintings are brought to light – maybe some graffiti and street painting – but spaces which are still present in front of the lens and of the human eye. This regards the “homo sapiens” who lives in geometrical spaces formed by rectilinear lines, parallels and angles which transform themselves into lights and shadows that may afterwards recreate them. This regards us, the Europeans.

Mar 012011
 

Eran Eisenby Héctor Martínez Sanz

In 2000, Eran Eisen published his book of poems Between Us, a biographical versified essay on romantic experiences. I read several of these poems in Niram Art magazine (Nº15-16), 9 years after their publication. More than ever, I found precision of the expression and of the use of language. Eran Eisen exemplifies with his poetry the constant battle of the poem with the word, the struggle between emotion and reason. And it is not casual, as one is about to discover.

Eran Eisen is a genuine strategist of writing. In Present You, his business website, I found a text entitled “Business Writing”, in which he pedagogically instructs us on the use of the expression and language and their consequences on our objectives. This is where one understands that writing can be a powerful tool when properly mastered.

Feb 282011
 

 

Berlin, Jean Marc Caraccipor Héctor Martínez Sanz

Se trata de nosotros, los europeos

El trabajo “Homo Urbanus Europeanus” (HUE) tiene a sus espaldas tres años de trabajo y exposición por treintaiuna capitales europeas. Su autor, el artista fotógrafo Jean-Marc Caracci recorre los espacios urbanos del hombre europeo tal y como el arqueólogo busca, desentierra y trata de reconstruir los espacios primitivos de la hominización. Pero aquí no salen a la luz vasijas, puntas de lanza o pinturas rupestres –acaso grafitis y pintura callejera-, sino espacios que aún están a la vista del objetivo y del ojo humano. Se trata de un “homo” viviendo en espacios geométricos formados por líneas rectas, paralelas, y ángulos, de los que se contagian luces y sombras para recrearlos. Se trata de nosotros, los europeos.

Feb 282011
 

David de Miguel ÁngeloEl Manifiesto de los Hombres en contra de David de Miguel Ángelo

 

5:14 Sus manos, como anillos de oro engastados de jacintos;
Su cuerpo, como claro marfil cubierto de zafiros.
5:15 Sus piernas, como columnas de mármol fundadas sobre basas de oro fino;
Su aspecto como el Líbano, escogido como los cedros.

(Cantar de los Cantares)

Esta primavera, se cumplirán dos años desde que aconteció un milagro en mi vida. Este milagro se llama deporte, en muchas de sus variedades (levantamiento de pesas, saltar la cuerda, jogging, ejercicios pliométricos, entrenamientos con el saco de boxeo etc.) las cuales encontré unidas de manera más completa en el entrenamiento preparativo para los combates de boxeo, el más difícil y complejo deporte. Trabajando en el campo cultural, he observado muchas veces, la actitud llena de desprecio de muchos intelectuales hacia la gente que dedica su tiempo a las actividades físicas, como si la preocupación por el deporte fuera vanidad en relación al aspecto físico o prueba de un intelecto flaco (sólo los que no tienen la capacidad mental de hacer otra cosa escogen el deporte).

Feb 282011
 

herculespor Héctor Martínez Sanz

Ensayos los hay de todo tipo y cualquier temática. Sin embargo, el texto de Gumbrecht llama, y mucho, la atención en la época actual. Pese a los referentes griegos y romanos, en lo atlético parece haber decaído su fuerza como cuestión intelectual y llegado a ser considerado mero espectáculo vulgar, simple mercado de negocio publicitario, modo de acceder a la despersonalizada fama… olvidando aquel corpore sano entre el snobismo adelgazante de gimnasios, dietas y máquinas maravillosas.

Todos los discurso contemporáneos (…) están impregnados de una tendencia a disminuir y, a veces, (…) a denunciar los logros de los atletas famosos. (…) La popularidad sin precedentes de los deportes en las sociedades contemporáneas es raramente evocada sin ser leída inmediatamente como un símbolo de decadencia (…) no dejan de identificar los deportes como algo que llena una función meramente subordinada.

Feb 282011
 

Lucian Muntean

por Fabianni Belemuski

Desde los inicios de la civilización, el hombre ha querido guardar recuerdos de su actividad. Era un intento de eternizar lo vivido, el intento de dar cuenta de algo que pasó, sorprender los elementos que causaron impresión en formatos que no serían borrados por el paso del tiempo. En el momento en que el hombre sospechó por primera vez que se estaba muriendo, nació también el arte, que era el lenguaje infinito y sublime de la eternidad y el deseo de trascendencia. En los inicios, el arte se dirigía, desde las tristes entrañas del hombre, a la exterioridad, donde esperaba encontrar permanencia sin renuncia.

Así, las escenas de caza y pesca, los rituales, los ciervos de los petroglifos de Pontevedra o las representaciones circulares de las comunidades primitivas, son actos artísticos auténticos. No quieren ser fuentes históricas para un recuerdo colectivo sino que son, simplemente, manifestaciones sublimes que buscan la trascendencia.

Feb 282011
 

Saga por Diego Vadillo López

Cromáticamente la instantánea queda teñida de un azul metalescente. Posee el paisaje la palidez azulina y letal de una madrugada menesterosa, esa que suele aparecer en el horizonte de quien accede a la vigilia con prontitud o se despide con nocturnidad y alevosía de la madrugada.

Desconociendo la franja horaria en que está tomada se me antoja la atmósfera matinal.

Feb 282011
 

sagapor António Babio Román

He sido testigo de cómo María de Sagarra busca con olfato infalible las ideas que con rapidez atrapa con su cámara. Convierte en imágenes las casas, las cosas, los monumentos y los momentos con avidez, pero sin desperdiciar pixeles, como si los pixeles costaran un mundo.

Los fotógrafos analógicos atesoran fotos sin disparar, que son como amores no consumados, porque el nitrato de plata es caro. María actúa como un fotógrafo del siglo XIX con una Nikon d80: no desperdicia ni un solo disparo, quiere ser certera. La foto es buena de una vez, se enamora ¡et voilà! Disparar como si su cámara fuera un subfusil AK-47 no va con ella.