Mar 042010
 

MIEDHO¡Qué fácil es ser dominado por la indiferencia y desconectar del mundo con un solo botón!

El otro día, entrando a la estación de tren de Príncipe Pío, me encontré con un extraño panorama; una familia (los padres y un hijo) acompañados por uno guardias de seguridad y algunos policías.

En ese momento justo introduje el billete para pasar por los tornos. El ambiente me llamó la atención. Sin duda había ocurrido algo, pero no podía encajar las piezas de lo sucedido, así que seguí hasta mi anden sin preocuparme por nada más. Mi sorpresa fue encontrarme a un sujeto inmovilizado en el suelo por otros guardias de seguridad. Estaba gritando y se retorcía inútilmente.

Me dolía la cabeza y estaba algo cansado. Así que me puse los cascos y conecte mi mp3 para escuchar Lamb Of God de Marilyn Manson. Fue increíble, pero en cuestión de unos pocos segundos me evadí totalmente. Ya no escuchaba los gritos del presunto delincuente, tampoco los sollozos de la familia. Ya no escuchaba nada. He de confesar que me sorprendí de mi reacción, de mi total indiferencia ante aquella situación, me parecieron tan lejanos.

 

 

Mar 032010
 

Prólogo al libro PENTAGONO de Héctor Martínez Sanz, Niram Art Editorial, 2010


Héctor Martínez Sanz ofrece al lector español, con este libro-ensayo, un sorprendente viaje en el universo de cinco gigantes del espíritu universal. Ninguno de los cinco miembros de su Pentágono es desconocido para el público español: Constantin Brancusi – el padre de la escultura moderna-, Emil Cioran – el nihilista del siglo XX-, Eugène Ionesco – el maestro del “teatro absurdo”-, Tristán Tzara – el fundador del movimiento dadaísta-, Mircea Eliade – llamado “el Historiador de las Religiones”.

Feb 212010
 

Zurich, New York, Berlín, Hannover, Colonia y París serán las principales ciudades donde se inicia y desarrolla el Movimiento  Dada. En Zurich y New York se gestan los focos de mayor interés.

La figura teórica más destacada del Dada suizo es el poeta rumano Tristan Tzara, que redacta los manifiestos del grupo y muestra las mejores condiciones organizativas. Buscando un nombre para el conjunto de literatos y artistas que se reúnen en el Cabaret Voltaire, un día toman un diccionario y lo abren al azar. Aparece la  palabra Dada, que en francés se refiere a un caballito mecedor en lengua- je infantil,   y  en  alemán es un vocablo, también infantil,   sin apenas sentido. Dada, para el grupo, no va a significar nada, tan sólo será un signo, según Tzara, de rebeldía y negación.

Feb 212010
 

Hay innumerables  temas abordados por pintores y escultores repetidamente a  lo  largo de la historia del  arte. Jerónimo  Bosch (1450 – 1516) fue quien más  realizó variaciones sobre el tema de la tentación de San António.  La más conocida  es el  tríptico  La  tentación de  San Antonio de Lisboa, destinado a  un hospital de la orden de los Antoninos. La obra de Bosch parece extraña- mente moderna y su influencia surgió 400 años después con la aparición el movimiento Expresionista y también más tarde, con el Surrealismo.

 

Feb 212010
 

En un sueño que relata en sus diarios, Mircea  Eliade (1907-1986) se ve volando en un ataúd que cruza Europa y  llega  finalmente a Bucarest. Su inconsciente, sus deseos, lo afincaban en su Dacia Félix, en su espacio original desde el que fecundó al mundo de las ideas. Sin embargo, el prestigio que adquirió como sabio y erudito de alcance universal frecuentemente nos hace soslayar la dimensión rumana de la que nacieron muchas de sus preocupaciones,  punto original desde el que también proyectó su búsqueda para desentrañar el simbolismo sagrado. Es desde su sensibilidad rumana que igualmente volcó su imaginación y su creatividad. En diciembre de 1944, anota en el Diario portugués: “abandoné el yoga y la filosofía por la cultura rumana y por mi literatura.”

Ineluctablemente vinculado en todos los planos -étnico, metafísico,  filosófico,  ético,  biológico, artístico,  erótico,  antropológico,  vital, estético, literario, folklórico, histórico, existencial, ontológico, axiológico e, incluso, onírico- a su condición de rumano trashumante, nunca renunció a su origen ni a sus afectos; su conciencia rumana palpita en el fondo de su supraconciencia humana. Sus  dos  matrimonios con rumanas -con Nina Mare? primero, y con Christinel Cottesco, después- le ayudaron a afianzar- se en su centro y a enriquecer su cosmovisión rumana.  La primera fue fundamental en sus relaciones con políticos e ideólogos nacionalistas en la agitada década de los  treinta; ella le confirió la necesaria estabilidad y seguridad que le permitió acometer su labor de escritor y estudioso, una vez pasado el vendaval pasional que vivió  en la India con Maitreyi. Con la segunda, y ya en el exilio, estableció un nexo metafísico íntimo gracias al cual  preservó viva su lengua y su escritura. Para Eliade, igual  que para Heidegger, la patria es la lengua, expresión simbólica del ser.

Feb 212010
 

Fue un verdadero placer para mi haber tenido la oportunidad de conocer a George Roca. Nosotros presentamos su obra “Evadare din spatiul virtual” en Espacio Niram Madrid (España) el sábado día 26. El libro está divido en siete partes y George Roca leyó un poema de cada durante el evento mientras Fabianni Belemuski los traducía en directo para el público español. La noche antes del acto, el Sr. Roca y yo pudimos intercambiar puntos de vista conversando muy agradablemente. Hablamos de muy diferentes asuntos como la dificultad que existe para aprender idiomas en países como España o la imposibilidad de traducir las palabras poéticas cuando el autor es el único que conoce el auténtico significado, el sentimiento real del poema. ¿Por qué hablamos de esto? Porque yo sabía entonces que hoy estaría escribiendo sobre él y sus poemas, y encontraría los dos problemas mencionados antes. La misma noche, hablamos sobre poesía también.

 

Feb 212010
 

¿Cómo empezaste con el collage?, ¿Antes utilizabas otras técnicas?

Empecé casi por casualidad; hacia los dieciocho años vi una exposición de Kurt Schwitters en el norte de Inglaterra. Empecé a hacer collage con un amigo, pero tampoco disponíamos de grandes medios. Me gustaba y lo veía como un hobby. Después fui a Londres. Allí intenté ser fotógrafo, pero seguí haciendo collages por las noches. Después vine a España. Al cabo de un año tenía un portafolio. Empecé a llamar a gente para enseñarles mis collages.

¿Qué encuentras en el collage que no te dan otras técnicas?

La verdad es que el collage me escogió a mí. Recortar es algo que puedo hacer más o menos bien, y disfruto con ello.

Feb 212010
 

 

Es muy difícil diferenciar, dentro del espectro especialmente amplio del arte actual, entre el arte que comunica un mensaje y el que no comunica más que fragmentos de confusiones, para expresarme como un buen amigo periodista. Una mirada no exhaustiva es suficiente para comprender que no hay que buscar explicación para el arte, para comprender que el arte se tiene que ver no como una definición final sino como algo sutil e intuitivo: el arte es un punto de partida, un estímulo, una pregunta sin acabar. Es esto lo que nos dice el viaje por el arte de Franz Ackermann, “conmovido” por las eternamente cambiantes facetas de la urbe del siglo XXI, Ghada Amer, influenciada por las relaciones Occidente – Mundo Islámico y Bogdan Ater, exponente a veces del arte útil, pasando por Vanessa Beecroft, Glenn Brown y Merlin Carpenter.

Feb 212010
 

Fragmentos del ensayo “Bucarest, de Trajano a Brancusi”

“Al entrar al Museo de Bellas Artes de Bucarest, en el vestíbulo, hay una muestra de Brancusi. El amigo que me acompaña me da la versión del encuentro de Rodin y Brancusi, tal como se cuenta en Rumania, y cómo debió ocurrir.

Brancusi contaba ya 28 años y llegaba a descubrir a París. Lo primero, la visita de rigor: Rodin. Rodin, en 1904, era el dios. El Picasso de su tiempo, Brancusi, un campesino sin desbrozar. El maestro fue enseñando al rumano deslumbrado bronces, mármoles, dibujos. El rumano abría los ojos, y callaba. ¿Venía a estudiar escultura? Sí. Poco o nada le dijo de su vida. Hijo de un campesino, nacido en una diminuta aldea, Hobita, en medio de las montañas, en las cercanías del monasterio de Tismana que como un pájaro descansa sobre el pico de una roca de donde brota una cascada, Bran- cusi fue un muchacho vagabundo. Por fuerza tenía que soñar en el monte, la piedra, el agua, el cielo abierto. Ya de 18 años entró a una escuela de ebanistería en Craiova, y descubrió su destino. Pasó a la escuela de bellas artes de Bucarest. De 27 años echó a andar por Europa. ¿Había hecho algo? ¿Traía una pieza que pudiera mostrarle a Rodin?